top of page

Sesión Solemne - Homenaje a los 50 años de Mariápolis Ginetta


El Municipio de Vargem Grande Paulista (SP) rindió homenaje a los 50 años de Mariápolis Ginetta, la primera Mariápolis brasileña y espacio donde la paz y el amor son cotidianos.


Un ambiente alegre, palabras y actitudes de aliento, una visión de fraternidad, unidad, respeto y amor al prójimo marcaron la sesión solemne de celebración del 50 aniversario de la Mariápolis Ginetta. El momento ocurrió en el Ayuntamiento de Vargem Grande Paulista (SP), donde la primera Mariápolis brasileña fue homenajeada el jueves (5) por su servicio a la comunidad.


Integrantes del Ayuntamiento de Vargem Grande Paulista (SP)



Durante su discurso, el alcalde de la ciudad de Vargem Grande Paulista, Josué Ramos, destacó con reconocimiento algunos aspectos de la vida y obra desarrollada por Mariápolis.


Comentó la labor profesional, pero más concretamente social, que desarrollan los centros sociales vinculados a Mariápolis. Dijo que son “expresiones del corazón”, lugares de transformación de vidas y que los jóvenes salen preparados para el mundo.


El Alcalde destacó la figura de Chiara Lubich diciendo: “Aquella que creyó que a través del amor era posible cambiar una sociedad. El Movimiento de los Focolares hace esto: propaga la fraternidad, el amor al prójimo, la entrega, la transformación de una sociedad”.



Mencionó algunas realidades presentes en Mariápolis, como la presencia de la Economía de Comunión, con sus empresarios que aportan una gran diferencia a la sociedad, viviendo y trabajando por una economía del compartir.


También dijo cuánto le impacta a él, a él y a los visitantes que llegan a Mariápolis, la forma en que son recibidos, por personas que tienen una sonrisa en la cara. Son recibidos con amor, con respeto.


Miembros del Movimiento de los Focolares durante la sesión solemne.


Citó la Espiga Dourada y sus humildes comienzos, cuando el pan se vendía al costado del camino, como un ejemplo de fe. Una panadería que empezó tan sencilla y hoy es un referente en la región.


El alcalde ha subrayado el deseo de que la Mariápolis siga siendo un espacio de acogida, preparación y transformación de vidas, y que se multiplique el número de personas que pueden compartir sus experiencias de vida. Y complementó sobre la importancia de esto en la construcción de una ciudad cada vez mejor.

Homenaje a Mariápolis Ginetta.


Historia de la 1ª Mariápolis Brasileña


En 1972, 10 años antes de la emancipación de la ciudad de Vargem Grande, apareció la primera Mariápolis en Brasil: Mariápolis Araceli, así llamada en la época, que inició sus actividades como municipio de Cotia.


Ese año Ginetta Calliari, una de las primeras colaboradoras de Chiara Lubich – fundadora del Movimiento de los Focolares – junto con algunos compañeros del Movimiento de los Focolares, llegaron a esta región para comenzar la realización de un sueño de muchos: dar vida a un espacio, un pequeño pueblo, a través del cual sería posible testimoniar cómo sería el mundo si todos viviéramos el mandamiento nuevo de Jesús: “Amaos como yo os he amado”.


Las historias y experiencias de vida vividas y compartidas en Mariápolis son innumerables, todas imbuidas del mismo anhelo y deseo de construir la unidad y ofrecerla al mundo.


Los efectos de esta vida vivida sobre la base del Evangelio, se irradiaron, atrayendo a personas de diferentes partes de Brasil y del mundo, para colaborar en la construcción de esta ciudad faro que quiere iluminar.


Con el tiempo, muchas familias decidieron mudarse a Mariápolis para poder contribuir y seguir de cerca su desarrollo. Jóvenes, adolescentes, religiosos, sacerdotes, seminaristas y muchas personas de buena voluntad también quisieron tener su lugar en la Mariápolis. Así se formaron las escuelas de formación, fuerte característica de los pequeños pueblos de los Focolares. A través de las escuelas de formación contribuimos al desarrollo de nuevas personas, ciudadanos que trabajan en el mundo, en su entorno, pero que llevan la luz de la Unidad que todo lo aclara.


Fátima Sousa y André Prevatto fueron los habitantes de Mariápolis honrados con la ciudadanía de Vargem Grande Paulista, mientras que Iolanda y Cecília Gaspar recibieron un homenaje para celebrar los 50 años de la fundación de Mariápolis - ya que la familia Gaspar fue la primera en trasladarse a Mariápolis todavía en los años 70


En 1991, con la visita de Chiara Lubich, a través de su propia experiencia, frente a la realidad de la desigualdad social en la región del Gran São Paulo, lanza la propuesta de Economía de Comunión: una línea de acción para la Economía basada en la cultura de la Evangelio, la cultura del compartir.


A partir de ese año, muchas personas se movilizaron por la causa de la Economía de Comunión, dando vida a diversas actividades y acciones que generaron innumerables frutos en el ámbito social de la región SP, Brasil y en varios otros países.


Nació el Polo Industrial Spartaco, cerca de Mariápolis. Teniendo como base los valores de la Economía de Comunión, el Polo acoge empresas y genera empleo para la región, superando las dificultades que inevitablemente se presentan, pero que son parte fundamental de este proceso de crecimiento y conquistas a la luz de la Carisma de la Unidad.


El 27 de noviembre de 2001, también en la Mariápolis Ginetta, inspirado por el fundador y presidente del Movimiento de los Focolares, nació en Brasil el Movimiento Político por la Unidad (MPPU); que se extendió por todo el país, contribuyendo en gran medida a una nueva política basada en la fraternidad universal, cuya aplicación inspiró un nuevo modelo de gestión de los asuntos públicos: el cogobierno.


Con estas realidades y otras que se establecieron, como Espiga Dourada, Centro Mariápolis (centro de eventos), Editora Cidade Nova, Sociedade Movimentos dos “Focolari” (SMF), Igreja de Jesus Eucaristia, Mariápolis mantiene vivo su principal objetivo: ser un ciudad que forma, que ilumina, ciudad de María que acoge a todos.


La ciudad de Vargem Grande Paulista acogió la Mariápolis, en una experiencia y un trabajo cada vez más conjunto que da frutos para todos.


Testimonios de la sesión formal


Josué Ramos, Alcalde:


“Vargem Grande tiene algo diferente, porque aquí está la ciudad de María. […] El Movimiento de los Focolares está en salida, en la búsqueda de los necesitados, en la preparación, en la acogida, especialmente en el cuidado de nuestros jóvenes vulnerables. Quiero agradecer al Movimiento por compartir siempre con el ayuntamiento, también atendiendo nuestras demandas. […] Felicidades al Movimiento de los Focolares, Felicidades Mariápolis”!


Cesar Sena, Director de la Escuela Estadual Valêncio Soares Rodrigues:


“Hace 25 años que participo en el movimiento de los Focolares. Para mí, este homenaje es muy importante, porque es una respuesta, que Mariápolis realmente es un faro. ¡Soy el fruto de Mariápolis! Mi formación como persona humana. Estoy muy agradecida por lo que aprendí. En el día a día trato de vivir esta fraternidad, este mundo unido, a pesar del desafío de administrar una escuela de tiempo completo, con 500 alumnos, un solo turno, con una pandemia. Pero gracias a esta unidad que tengo con cada uno de ustedes que me ayuda a sacar adelante este proyecto. ¡Felicito al Ayuntamiento de Vargem Grande por esta iniciativa para honrar a Mariápolis por estos 50 años”!


Sérgio Prévidi, miembro del Movimiento de los Focolares, ex alcalde de la ciudad de Itú y actual Director Ejecutivo de la SMF – Sociedad del Movimiento de los Focolares:


“Si tuviéramos que enumerar aquí todo lo que hizo Mariápolis, usaríamos una gran cantidad de tiempo del evento. Pero esto es suficiente: el fortalecimiento del vínculo entre el poder público, la sociedad de Vargem Grande Paulista y la Mariápolis Ginetta. Este es el trabajo de la Cogobernanza, no es un trabajo aislado de cada partido. Es trabajar juntos, lo cual es más eficiente”.

8 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page